I.A.T.A. Protocolo

Tercer día de cuarentena

Tercer día de cuarentena.

Contrariamente al pánico que presenta gran parte de la población, me siento esperanzada por primera vez en muchos años. Cierto es que muchos van a caer, pero muchos ya caen.

Después de la debacle del 2001 viví los años más alegres socialmente hablando, mercados colectivos, solidaridad  en general. También viví las mayores incertidumbres.
Esta cuarentena mundial tiene a mi modo de ver, claro, más ventajas que desventajas.

Un país productor y exportdor de alimentos está menos perjudicado que uno que no lo es.

No podremos exportar y no tendremos dólares. En 2002 subsistimos y bastante bien con cuasi monedas. Todavía nos quedan los pesos. Todavía hay Casa de la Moneda, Todavía hay Banco Central.

En urgencia, las cosas prescindibles, son prescindibles, no es necesario tener el último celular, y ni hablar del viaje a Europa o a Córdoba, ni las zapatillas de moda, se gana menos, se gasta menos. En emergencia nada vale solo la nuda vida.

La disminución de contactos sociales, el aislamiento, brinda la posibilidad de que los padres recuperen el contacto con sus hijos menores o adolescentes, se disminuirá el narcotráfico seguramente.

Podemos recuperar el contacto con nosotros mismos, cosa que hemos perdido, ya que nosotros estamos descentrados, somos la selfie.











Comentarios